Más: Posición de los personajes en el escenario

Jorge de Juan habla de como utilizó las dinámicas entre los personajes para organizar sus posiciones en el escenario.

Amelia: ¿Has tomado la medicina?

Martirio: ¡Para lo que me va a servir!

Amelia: Pero la has tomado.

Martirio: Yo hago las cosas sin fe, pero como un reloj.

Amelia: Desde que vino el médico nuevo estás más animada.

Martirio: Yo me siento lo mismo.

Amelia: ¿Te fijaste? Adelaida no estuvo en el duelo.

Martirio: Ya lo sabía. Su novio no la deja salir ni al tranco de la calle. Antes era alegre; ahora ni polvos se echa en la cara.

Amelia: Ya no sabe una si es mejor tener novio o no.

Martirio: Es lo mismo.

Amelia: De todo tiene la culpa esta crítica que no nos deja vivir. Adelaida habrá pasado mal rato.

Martirio: Le tiene miedo a nuestra madre. Es la única que conoce la historia de su padre y el origen de sus tierras. Siempre que viene le tira puñaladas con el asunto. Su padre mató en Cuba al marido de su primera mujer para casarse con ella. Luego aquí la abandonó y se fue con otra que tenía una hija y luego tuvo relaciones con esta muchacha, la madre de Adelaida, y se casó con ella después de haber muerto loca la segunda mujer.

Amelia: Y ese infame, ¿por qué no está en la cárcel?

Martirio: Porque los hombres se tapan unos a otros las cosas de esta índole y nadie es capaz de delatar.

Amelia: Pero Adelaida no tiene la culpa de esto.

Martirio: No, pero las cosas se repiten. Yo veo que todo es una terrible repetición. Y ella tiene el mismo sino de su madre y de su abuela, mujeres las dos del que la engendró.

Amelia: ¡Qué cosa más grande!

Martirio: Es preferible no ver a un hombre nunca. Desde niña les tuve miedo. Los veía en el corral uncir los bueyes y levantar los costales del trigo entre voces y zapatazos, y siempre tuve miedo de crecer por encontrarme de pronto abrazada por ellos. Dios me ha hecho ver muy fea y los ha apartado definitivamente de mí.

Amelia: Have you taken the medicine?

Martirio: For all the good it'll do to me!

Amelia: But have you taken it?

Martirio: I do things I have no faith in, but like clockwork.

Amelia: You seem livelier since the new doctor came.

Martirio: I feel the same.

Amelia: Did you notice? Adelaida wasn't at the funeral.

Martirio: I knew she wouldn't be. Her fiance doesn't let her go out, not even to the front door.

Amelia: I don't know whether it's better to be engaged or not.

Martirio: It's the same.

Amelia: The problem is we are always being criticized. They won't let us live. Adelaida must have had a terrible time.

Martirio: She's afraid of our mother. She's the only one who knows the true story of her father and from where he got his land. Every time she is here, Mother needles her about it. Her father killed his first wife's husband in Cuba so that he could marry her. Afterwards, here, he left her for another woman, who had a daughter. And then later he had an affair with this girl, Adelaida's mother, and he got married to her after his crazed second wife died.

Amelia: That vile man, why isn't he in prison?

Martirio: Because men cover up for each other on things of this nature and no one is able to accuse them.

Amelia: But that's not Adelaida's fault.

Martirio: No, but things repeat themselves. And I see that it all follows a terrible pattern. And she'll have the same fate as her mother and her grandmother, both wives he who fathered her.

Amelia: What an awful thing!

Martirio: It's better never to look at a man. From childhood, I've been afraid of them, I used to see them in the corral, yoking the oxen and loading the sacks of wheat, shouting and kicking, and I was always afraid of growing up for fear of suddenly finding myself held by them. God made me ugly and has kept them forever away from me.

Más: Martirio es un personaje trágico.

Lucía Espín comenta las razones por las que Martirio es el personaje más trágico de la obra.

Amelia: ¡Eso no digas! Enrique Humanes estuvo detrás de ti y le gustabas.

Martirio: ¡Invenciones de la gente! Una vez estuve en camisa detrás de la ventana hasta que fue de día, porque me avisó con la hija de su gañán que iba a venir, y no vino. Fue todo cosa de lenguas. Y luego se fue con otra que tenía más que yo.

Amelia: ¡Y fea como un demonio!

Martirio: ¡Y qué les importa a ellos la fealdad! A ellos les importa la tierra, las yuntas y una perra sumisa que les dé bien de comer.

(Entra Magdalena.)

Magdalena: ¿Qué hacéis?

Martirio: Aquí.

Amelia: ¿Y tú?

Magdalena: Vengo de correr las cámaras. Por andar un poco. De ver los cuadros bordados en cañamazo de nuestra abuela, el perrito de lanas y el negro luchando con el león, que tanto nos gustaba de niñas. Aquélla era una época más alegre. Una boda duraba diez días y no se usaban las malas lenguas. Hoy hay más finura. Las novias se ponen velo blanco como en las poblaciones, y se bebe vino de botella, pero nos pudrimos por el qué dirán.

Martirio: ¡Sabe Dios lo que entonces pasaría!

Amelia: (A Magdalena.) Llevas desabrochados los cordones de un zapato.

Magdalena: ¡Qué más da!

Amelia: ¡Te los vas a pisar y te vas a caer!

Magdalena: ¡Una menos!

Amelia: Don't say that! Enrique Humanes was interested in you and liked you.

Martirio: The things people invent! One time I was in my nightshirt at the window until daybreak because warned me through his field hand's daughter, but he didn't come. It was all  gossip. Then he went with someone with more than me.

Amelia: As ugly as the devil!

Martirio: What do they care about ugliness? What they care about is land, teams of oxen, and a submissive dog to cook for them.

(Magdalena Enters) 

Magdalena: What are you doing?

Martirio: We're just here.

Amelia: And you?

Magdalena: I've been going through the rooms. To walk a little. To see the pictures our grandmother embroidered on canvas, the little wool dog, the black man fighting with the lion that we liked so much when we were children. That was a happier time! A wedding lasted ten days and there were no wicked tongues. Today its more refined, brides wear white veils like in the cities and there's bottled wine. But inside we rot away over what will be said.

Martirio: God knows what went on then! 

Amelia: (To Magdalena) One of your shoelaces is untied.

Magdalena: And so!

Martirio: You'll step on it and you'll trip!

Magdalena: One less!

Más: Uso de la ironía por Magdalena.

Candela Gómez explica el uso de ironía por Magdalena en la obra.

Martirio: ¿Y Adela?

Magdalena: Se ha puesto el vestido verde que se hizo para estrenar en su cumpleaños, ha ido al corral y ha comenzado a voces: "¡Gallinas, gallinas, miradme!" ¡Me he tenido que reír!

Amelia: ¡Si la hubiera visto madre!

Magdalena: ¡Pobrecilla! Es la más joven de nosotras y tiene ilusión. ¡Daría algo por verla feliz!

Martirio: And Adela?

Magdalena: Adela? Ah! She's put on the green dress she made to wear on her birthday and gone out to the corral calling 'Chickens! Chickens, look at me!' I had to laugh!

Amelia: If mother had seen her!

Magdalena: Poor little thing! She's the youngest of us and has dreams. I would give anything to see her happy.

Más: Razón por la que Magdalena es protectora de Adela.

Candela Gómez habla sobre por qué Magdalena es protectora de Adela.

 (Pausa. Angustias cruza la escena con unas toallas en la mano.)

Angustias: ¿Qué hora es?

Magdalena: Ya deben ser las doce.

Angustias: ¿Tan tarde?

Amelia: ¡Estarán al caer!

(Sale Angustias.)

Magdalena: (Con intención.) ¿Sabéis ya la cosa...? (Señalando a Angustias.)

Amelia: No.

Magdalena: ¡Vamos!  

Martirio: ¡No sé a qué cosa te refieres...!

Magdalena: Mejor que yo lo sabéis las dos. Siempre cabeza con cabeza como dos ovejitas, pero sin desahogaros con nadie. ¡Lo de Pepe el Romano!

Martirio: ¡Ah!

Magdalena: (Remedándola.) ¡Ah! Ya se comenta por el pueblo. Pepe el Romano viene a casarse con Angustias. Anoche estuvo rondando la casa y creo que pronto va a mandar un emisario.

Martirio: ¡Yo me alegro! Es un buen mozo.

Amelia: Y yo también. Angustias tiene buenas condiciones.

Magdalena: Ninguna de las dos os alegráis.

Martirio: ¡Magdalena! ¡Mujer!

Magdalena: Si viniera por el tipo de Angustias, por Angustias como mujer, yo me alegraría, pero viene por el dinero. Angustias es nuestra hermana pero aquí estamos en familia y reconocemos que está vieja, enfermiza, y que siempre ha sido la que ha tenido menos mérito de todas nosotras, porque si con veinte años parecía un palo vestido, ¡qué será ahora que tiene cuarenta!

Martirio: No hables así. La suerte viene a quien menos la aguarda.

Magdalena: ¡Va!

Amelia: ¡Después de todo dice la verdad! Angustias tiene todo el dinero de su padre, es la única rica de la casa y ahora, que nuestro padre ha muerto y ya se harán particiones, vienen a por ella!

Magdalena: Pepe el Romano tiene veinticinco años y es el mejor tipo de todos estos contornos. Lo natural sería que te pretendiera a ti, Amelia, o a Adela, que tiene veinte años, no que venga a buscar lo más oscuro de esta casa, a una mujer que, igual que su padre habla con la nariz.

Martirio: ¡Puede que a él le guste!

Magdalena: ¡Nunca he podido soportar tu hipocresía!

Martirio: ¡Dios me valga!

(Entra Adela.)

Amelia: ¡Si te ve madre te arrastra del pelo!

Magdalena: ¿Te han visto ya las gallinas?

Adela: ¿Y qué queríais que hiciera? Tenía mucha ilusión por el vestido verde. Pensaba ponérmelo el día que vamos a comer sandías a la noria. No hubiera habido otro igual.

Martirio: ¡Es un vestido precioso!

Adela: Y me sienta muy bien. Es lo que mejor ha cortado Magdalena.

Magdalena: ¿Y las gallinas qué te han dicho?

(Pause. Angustias walks across the scene with towels in her hands)

Angustias: What time is it?

Magdalena: It must be twelve by now.

Angustias: So late?

Amelia: It's just about to strike.

(Angustias exits)

Magdalena: (With intention) Do you know about it yet...? (Signalling Angustias)

Amelia: No.

Magdalena: Come on!

Martirio: I don't know what you're talking about...!

Magdalena: You two know about it better than me. Always with your heads together like two little sheep, but never confiding in anyone else. About Pepe!

Martirio: Ah!

Magdalena: (Mocking her) Ah! There's already talk in town. Pepe el Romano wants to get married to Angustias. Last night he was around and I think he'll send an emissary soon.

Martirio: I'm glad. He's good-looking.

Amelia: Me as well. Angustias has good qualities.

Martirio: Neither of you is glad.

Martirio: Magdalena! For goodness sake.

Magdalena: If he wanted Angustias for herself, for Angustias as a woman, I would be glad. But he is here for her money. Angustias is our sister, but here amongst family we know she's old, in poor health and has always been the one with least merit out of all of us. Because, if she looked like a dressed stick when she was twenty, what does she look like now that she's forty?

Martirio: Don't talk like that! Luck comes to whom least expects it.

Magdalena: Come on!

Amelia: After all, she is telling the truth! Angustias has all her father's money. She is the only rich one in the house. And now that our father is dead and the estate will be settled, they're coming for her!

Magdalena: Pepe el Romano is twenty-five years old and the best-looking man around here. The natural thing would be for him to be interested in you, Amelia, or in Adela, who is twenty, but not to come looking for the gloomiest in this house, a woman who, like her father, talks through her nose.

Martirio: It could be he likes that!

Magdalena: I could never bear your hypocrisy!

Martirio: God help us!

(Enter Adela)

Amelia: If mother sees you, she'll drag you out by the hair.

Magdalena: Have the chickens seen you yet?

Adela: And what would you like me to do? I had such dreams about this green dress. I was going to wear it the day we go out to eat water melons at the ferris-wheel. It'd be special.

Martirio: It's a lovely dress.

Adela: And it suits me very well. It's Magdalena's best.

Magdalena: What did the chickens say to you?

Más: Elaboración del uso de ironía por Magdalena.

Candela Gómez elabora su razonamiento sobre el uso de ironía por Magdalena en la obra.

Adela: Regalarme un puñado de pulgas que me han acribillado las piernas. (Ríen)

Martirio: Lo mejor que puedes hacer es teñirlo de negro.

Magdalena: Lo mejor que puedes hacer es dárselo a Angustias para su boda con Pepe el Romano.

Adela: (Con emoción contenida.) ¡Pero Pepe el Romano...!

Amelia: ¿No lo has oído decir?

Adela: No.

Magdalena: ¡Pues ya lo sabes!

Adela: ¡Pero si no puede ser!

Magdalena: ¡El dinero lo hace todo posible!

Adela: ¿Por eso salió detrás del funeral y estuvo mirando detrás de la rendija del portón? (Pausa) Y ese hombre es capaz de...

Magdalena: Es capaz de todo.

(Pausa)

Martirio: ¿Qué piensas, Adela?

Adela: Pienso que este luto me ha cogido en la peor época de mi vida para pasarlo.

Magdalena: Ya te acostumbrarás.

Adela: (Rompiendo a llorar con ira) ¡No , no me acostumbraré! Yo no quiero estar encerrada. No quiero que se me pongan las carnes como a vosotras. ¡No quiero perder mi blancura en estas habitaciones! ¡Mañana me pondré mi vestido verde y me echaré a pasear por la calle! ¡Yo quiero salir!

Adela: They made me a gift of a bunch of fleas that have stung my legs. (They laugh)

Martirio: The best thing you could do is dye it black.

Magdalena: The best thing she could do is present it to Angustias for her marriage to Pepe el Romano.

Adela: (With contained emotion) But Pepe el Romano...!

Amelia: Haven't you heard about him?

Adela: No.

Magdalena: Well, now you know!

Adela: But it can't be!

Magdalena: Money makes everything possible!

Adela: Is that why she went out after the funeral and was looking through the crack in the door? (Pause) That man is capable of ...

Magdalena: He is capable of anything.

(Pause)

Martirio: What are you thinking, Adela?

Adela: I think that this period of mourningI think that this period of mourninghas come at the worst time of my life.

Magdalena: You'll get used to it.

Adela: (Breaking and crying with rage) No... I won't get used to it. I can't be locked up! I don't want my body to age like yours! I don't want to lose my youth in these rooms. Tomorrow I'll wear my green dress and go walking down the street. I want to get out!

Más: Adela es el símbolo de libertad en la obra.

La actriz Maite Jauregui, que interpreta a Adela en la producción de La Casa de Bernarda Alba del Cervantes Theatre, habla de como este personaje es un símbolo de libertad en la obra.

(Entra la Criada.)

Magdalena: (Autoritaria.) ¡Adela!

Criada: ¡La pobre! ¡Cuánto ha sentido a su padre! (Sale)

Martirio: ¡Calla!

Amelia: Lo que sea de una será de todas.

(Adela se calma.)

Magdalena: Ha estado a punto de oírte la criada.

(Enter the Maid)

Magdalena: (Authoritative) Adela!

Maid: The poor thing! How she misses her father! (Exits)

Martirio: Be quiet!

Amelia: What goes for one, goes for all!

(Adela calms down)

Magdalena: The maid nearly heard you.

Más: Libertad vs. represión.

Candela Gómez habla del tema central de la obra: libertad vs. represión.

Criada: (Apareciendo.) Pepe el Romano viene por lo alto de la calle.

(Amelia, Martirio y Magdalena corren presurosas.)

Magdalena: ¡Vamos a verlo!

(Salen rápidas.)

Criada: (A Adela.) ¿Tú no vas?

Adela: Me da igual

Criada: Como dará la vuelta a la esquina, desde la ventana de tu cuarto se verá mejor. (Sale la Criada.)

(Adela queda en escena dudando. Después de un instante se va también rápida hacia su habitación. Salen Bernarda y la Poncia.)

Maid: (Appearing) Pepe el Romano is coming down the street!

(Amelia, Martirio and Magdalena run hurriedly)

Magdalena: Lets go watch!

(They leave quickly)

Maid: (To Adela) You aren't going?

Adela: I don't care.

Maid: Because he'll be coming around the corner, you'll see him better from the window in your room. (The Maid exits)

(Adela remains in scene doubting. After a moment she also rapidly leaves to her room. Bernarda and Poncia appear.)

Más: El efecto psicológico del hombre sobre las hermanas Alba

Your content goes here. Edit or remove this text inline or in the module Content settings. You can also style every aspect of this content in the module Design settings and even apply custom CSS to this text in the module Advanced settings.

Bernarda: ¡Malditas particiones!

La Poncia: ¡Cuánto dinero le queda a Angustias!

Bernarda: That damned will!

La Poncia: What a lot of money has been left to Angustias!

Acto Primero - Parte 4